Los diez años de Wikipedia: comentarios de un wikipedista ocasional

Hoy, sábado 15 de enero de 2011, se cumplen 10 años de la fundación de Wikipedia. La nota que me lo ha recordado me tomó casi por sorpresa, porque parecería que esta enciclopedia virtual colectiva ha estado siempre con nosotros. Por otro lado, diez años en el acelerado mundo del ciberespacio es un tiempo larguísimo, casi de una antigüedad remota…

Poniéndome a revisar los artículos que sobre el tema he escrito en este blog, veo que en realidad son escasos. A muy poco de iniciado, escribí en diciembre de 2007 sobre Wikipedia y los historiadores, refiriéndome a las posibilidades, limitaciones y problemas implícitos en la difusión de la historia en este medio. El texto aún se sostiene, aunque desde luego las cifras han cambiado: Wikipedia tiene hoy más de 17 millones de artículos en más de 270 idiomas, recibe más de 400 millones de consultas al mes, y se encuentra en el quinto lugar del ranking de sitios web más populares. La versión española tiene unos 700.000 artículos, lo cual la convierte en la octava en importancia mundial. Como fenómeno tecnológico, social y cultural es ciertamente notable, aunque en los medios académicos no sea considerado como objeto digno de análisis. Aunque este no es mi caso, mi propio interés en el tema ha sido incidental (los diversos productos de Google, las bibliotecas y archivos digitales, y más recientemente el desarrollo de Facebook me resultaron más atractivos como tópicos). Solo volví a publicar otra nota, hace poco, sobre Los historiadores de México en Wikipedia. La razón de estos tan ocasionales y dispersos comentarios, probablemente,  es que aunque esta enciclopedia me parece un noble y meritorio proyecto, no es el espacio apropiado para presentar investigaciones originales y “de autor”, dado que este no es su propósito. Cada tanto, sin embargo me asomo para agregar, corregir o adicionar  algún párrafo, con plena conciencia de que, como marcan los criterios vigentes “Cualquier texto con el que contribuyas podrá ser editado y redistribuido sin piedad.”

A tres años de distancia, hay algunos aspectos que me parece viene al caso comentar. Uno de ellos, el más notable, es la existencia y consolidación de una “comunidad” de wikipedistas, que trabaja voluntariamente, sin expectativa de retribución alguna, para compilar y presentar informaciones de interés. Es algo muy inusual y sorprendente, en un mundo actual donde se privilegia la monetarización del conocimiento. Esta comunidad, con el tiempo, ha creado sus propias normas, entre ellas la responsabilidad colectiva de la vigilancia de la pertinencia y veracidad de los artículos. Aunque esto parecería una receta para el caos, en realidad funciona bastante bien. Lamentablemente,  en la versión española es frecuente que se suprima el trabajo de otro wikipedista sin utilizar el espacio previsto para la discusión de cada artículo, lo cual desde luego permitiría un mejor entendimiento entre los colaboradores. Sea por esto o por otras razones, ocurre con frecuencia que las notas en inglés son mucho más completas y confiables que sus equivalentes en español, incluso en artículos sobre asuntos hispanoamericanos. Que se le va a hacer, así es…

Wikipedia ha puesto en cuestión venerables fuentes impresas de consulta, como la Encyclopædia Britannica, que no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos. También ha prosperado pese a los intentos de crear espacios alternos,  notablemente Knol, de Google, un experimento del gigante cibernético para establecer una enciclopedia “de expertos” que no fue a ningún lado. Incluso ha ocurrido que algunos sitios de gran éxito, como Facebook, han decidido “tomar prestados” automáticamente los contenidos de Wikipedia, en un desarrollo que algunos han llamado, entre en serio y en broma, “Facebookipedia“. Y en fin, “wiki,” se ha convertido en un prefijo aceptado para todo proyecto virtual de generar conocimientos de manera colaborativa.

Hay quien ve un estancamiento en el número de los wikipedistas, y en el tiempo dedicado a la corrección de artículos. Sin embargo, el número global de notas y las versiones en distintos idiomas no dejan de crecer (hay incluso una versión en nahuatl), así como la cantidad de personas que consultan Wikipedia cotidianamente. Las  virtudes, límites e inconvenientes de  esta enciclopedia virtual  estarán con nosotros al menos muchos años más. De todos depende que sea más completa y confiable.

Anuncios

Un comentario en “Los diez años de Wikipedia: comentarios de un wikipedista ocasional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s