Nuevas “visitas virtuales” a museos

El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CONACULTA) ha inaugurado oficialmente recorridos “virtuales” a varios de sus museos: el Palacio de Bellas Artes, Museo Nacional de Culturas Populares, Museo Casa de Carranza y Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos. El anuncio parece haberse planeado para que coincidiera con el último día del ciclo escolar  en México y se ha presentado como “Museos para las vacaciones”, supongo que con la laudable esperanza de que los escolares dediquen su tiempo libre a visitar estos establecimientos.

El magnífico vestíbulo del Palacio de Bellas Artes
El magnífico vestíbulo del Palacio de Bellas Artes

Aunque se anunció que para finales de 2011 se incluirían el Museo Mural Diego Rivera, el Museo de Arte Carrillo Gil y el Museo Nacional de Arte (MUNAL), cuando escribo esta nota estas visitas (o al menos parte de ellas) ya estaban disponibles a través de la página del Instituto Nacional de Bellas Artes. Lo mismo ocurre con los recorridos a otras  instituciones no mencionadas, como el Museo Nacional de San Carlos, el llamado X-Teresa Arte Actual, el Museo Nacional de la Estampa, el Museo Tamayo y el Museo de Arte Moderno, de Chapultepec, entre otros.

La presentación requiere algunos comentarios. La referencia general al respecto es el Google Art Project, que  utiliza los mismos recursos que Google Street View. Esto es, se puede “caminar” por los pasillos de los museos, deteniéndose cada pocos pasos para ver la cambiante perspectiva, y apreciarse muchas de las obras más importantes en imágenes de un gran e impresionante detalle.

Google Art Project
Google Art Project

En el caso de Conaculta-INBA, se trata más bien de fotografías “esféricas”,  que permiten visualizaciones de 360· desde un punto fijo, central. Desde luego, no es fácil contar con recursos técnicos y económicos equivalentes a los de Google.

Por otro lado, se ha tenido el buen sentido de incluir fichas técnicas de las obras más relevantes, así como un audio de razonable extensión sobre su historia y principales características.  Quizás hubiera sido más interesante que, en lugar de dejar esta función a un locutor “en off”, se ocupara de la exposición un especialista en el tema, con imagen y audio. Es algo que, ciertamente, aun podría incorporarse.

Un problema técnico subyacente es uno con el que me he encontrado con frecuencia: los ingenieros a cargo del desarrollo de los proyectos suponen que todos los usuarios tienen (o deberían tener) equipos de última generación, con acceso de alta velocidad a la web y los últimos juguetes tecnológicos puestos al día. Es el caso donde se ofrecen visualizaciones de “realidad aumentada” (en 3D), que requieren que el interesado tenga la última versión de flash, descargue  un “código” o instale un programa (cosas estas últimas que un usuario precavido hace con mucha renuencia).

En algunas notas se habla del conjunto de estos recorridos como una “red” de visitas virtuales. Y de hecho, si agregamos a las ya mencionadas las ofrecidas desde tiempo atrás por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, tenemos un conjunto muy respetable, del que no hay muchos paralelos en otros países. Aun resta bastante por realizar y estaría bien pulir algunos detalles; pero cuando algo se hace bien, hay que reconocerlo así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s