Nueva biblioteca digital: Impresos mexicanos del siglo XVI

Acaba de presentarse una nueva biblioteca digital, dedicado a Impresos mexicanos del siglo XVI en las bibliotecas del mundo. Las instituciones participantes son la Benson Latin American Collection (University of Texas), Cushing Memorial Library (University of Texas A&M),  la Universidad Complutense de Madrid y, en México, varios acervos, todos ellos por alguna razón, poblanos:  la Biblioteca Franciscana (Universidad de las Américas), la Biblioteca Palafoxiana y la Biblioteca José María Lafragua.


La  colección está disponible en una página web llamada de manera un tanto ambigua Los primeros libros (donde sospecho irán a parar muchos padres que buscan lecturas apropiadas para sus niños) y en donde hay que ir a un link poco evidente al final de la página para enterarse de qué se trata. La idea es publicar, hasta donde sea posible, los impresos anteriores a 1601. Retomando a García Icazbalceta y a otros investigadores que se ocuparon de las imprentas primigenias americanas, se enumeran 220 libros, de los cuales 136  han sobrevivido en diferentes acervos. Las instituciones asociadas en el proyecto cuentan con la respetable cantidad de 58 de estos tesoros bibliográficos.

Dar buen término a este encomiable propósito requerirá de la colaboración de otras instituciones. Muchas otras ediciones de la época se hallan en la Biblioteca Cervantina del ITESM, la Biblioteca Nacional de México, el Centro de Estudios de Historia de México Carso y otros acervos nacionales. Asimismo, alguno de los  libros faltantes se encuentra disponible en Google, como la Carta del Padre Pedro Morales de la Compañía de Jesús para el muy reverendo Padre Euerardo Mercuriano (México, Antonio Ricardo, 1579), digitalizado a partir de un ejemplar que tiene el sello de la Bayerische Staatsbibliothek, de Munich.

El método de consulta y búsqueda es simple, evidente a primer vista y cómodo de utilizar. Es posible incluso descargar las imágenes en la propia computadora. Las condiciones de uso de esta nueva colección digital son generosas y dignas del mayor encomio:

Todos los materiales que residen en el Impresos Mexicanos del Siglo XVI o sus sucesores son materiales del dominio público libremente disponibles para cualesquiera y todas las aplicaciones; no se requiere un permiso.

Desde luego, hay varias de estas ediciones (cuya mayoría están en latín) que tienen traducciones  contemporáneas al español y por tanto resultan de más fácil consulta, por lo cual las impresiones originales tienen un interés primordialmente para el bibliófilo y para el historiador de la imprenta. En otros casos no es así, y en esta colección se halla la única versión disponible.

Sería de desearse una mejor coordinación con otras iniciativas afines, pero sin duda estos proyectos son muy bienvenidos. Preservar digitalmente estas frágiles obras es algo indispensable;  y poderlas consultarlas fácilmente, sin que sea necesario desplazarse de ciudad en ciudad, y de país en país, sería una maravilla que esperemos poder disfrutar en breve. Les tendré al tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s