“Discutamos México” y los medios “virtuales” de comunicación

El pasado 18 de enero el presidente Felipe Calderón anunció en un acto público en el Museo Nacional de Antropología e Historia el inicio de la serie de programas “Discutamos México”. Serán  15o capítulos que reúnen a unos 500 especialistas (las cifras exactas varían) en un formato afín a un a mesa redonda, para debatir sobre la historia de México.  Habría mucho que decir sobre el proyecto (en el cual participo, en una de las sesiones), pero lo que aquí me interesa es uno de sus aspectos: el recurso sistemático a los medios audiovisuales de comunicación (Canal 11, Canal 22, Radio Educación, IMER) y a los que ofrece Internet (páginas web, Facebook, Twitter e, indirectamente, mediante Canal 11, en  youtube). Hasta hace unos pocos años lo normal y previsible hubiera sido un libro, o una serie de folletos o fascículos. Al parecer, alguien en Conaculta (la institución que en concreto realiza esta enorme y seguramente compleja labor organizativa) está atento a las nuevas tendencias y posibilidades en comunicación “virtual”.

La utilización de estos medios ha resultado de interés, aunque (al menos hasta el momento en que esto escribo) ha sido de resultados desiguales. La página web del proyecto es versátil, y sin duda la aparición progresiva de nuevas sesiones brinda oportunidad de renovarla continuamente. Incluye el calendario, notas sobre los participantes, una galería de fotografías (algunas bastante memorables), y breves notas sobre las intervenciones de cada día. Aunque estas secciones parezcan más o menos obvias, no lo son tanto: es mucho más común que las “páginas” gubernamentales o universitarias ofrezcan información  “institucional” (organigrama, reglamentos, etc.) que poco interesan al público. Aquí, en buen contraste, se ha intentado que la página resulte atractiva, con un estilo más periodístico.

El espacio en Twitter de este proyecto se mueve con eficiencia y agilidad, aunque obviamente el hecho de que representa a una institución le quita la espontaneidad que normalmente tiene este recurso; menos afortunado es el existente en Facebook, que al día parece un “proyecto en vías de desarrollo”. Pero probablemente la alternativa más notable es la que se ha dado con el “canal” en youtube, donde regularmente aparecen las sesiones poco después de su presentación televisiva.  Resulta, obviamente, muy cómodo ver las discusiones en el momento que encontramos más conveniente; y para quienes están fuera de México (y por tanto sin acceso fácil a la TV mexicana), esto es particularmente cierto.  Además, las nuevas posibilidades técnicas facilitan la difusión “viral” de estos videos, ya que es posible “pegar” el código para reproducirlo, ya sea en otro canal de youtube, en un blog o página web. Esto, de hecho es lo que ha ocurrido en varios casos.

Desde luego, la existencia de temas atractivos, un formato versátil y medios modernos de difusión  no es en sí misma garantía del interés del público. Este es un tema del que me ocuparé en mis próximas notas.

Anuncios

Un comentario en ““Discutamos México” y los medios “virtuales” de comunicación

  1. Me ha parecido extraordinario el programa “Discutamos México” porque se ha logrado concretar la solicitud de que la historia de MI QUERIDO MEXICO sea contemplada por muchos ojos y muchasmentes libres sin dejarse caer por el primer punto que nos den, así sea dicho: lo que nos mostraron los maestros de la educación primaria, secundaria, preparatoria,e incluso de estudios superiores y, es lo que tramitimos por los famosos programas de estudio que nos imponen. Por fin podré dar a conocer algo de lo que he escrito. Que por cierto cuando le comenté a un escritor que se dedica a revisión de textos de poesía, cuentos, etc., que, si me apoyaba en lo litarario para vpoder publicar , me contestó con un dejo de miedo:” Sabes…creo que ahirta no es el tiempo político para que publiques ” y le dije: pero es que solo son poesías testimoniales , de protesta , social o como le quieras llamar, resultado de lo que viví como estudiante de preparatoria en Cuernavaca, allá por 1968. Total que como decía que era escritor no lo he vuelto a ver. FELICIDADES A TODOS LOS PONENTES Y CONDUCTORES DEL PROGRAMA ya que esto nos hace retomar la identidad que hemos perdido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s