Academia.edu, una red social para universitarios

Uno de los fenómenos recientes más notables del desarrollo del ciberespacio ha sido la aparición y explosiva popularidad de las redes sociales, como las muy populares hi5, myspace o facebook, con una infinidad de sistemas similares que procuran establecerse  (como orkut, de google, que sólo tuvoun éxito regional) o bien ocupar “nichos” especializados por temática, afición o profesión. A esta última variante pertenece Academia.edu, que desde septiembre de 2009 procura crear un directorio/red social para académicos. La idea tiene una utilidad inmediata (saber, cómo es el lema de este servicio, “quien está investigando qué”) y otra menos obvia pero que seguramente no escapa a quienes crearon este servicio: en la academia, como en cualquier otro grupo, las redes personales de amistad y colaboración son de cierta importancia para promover el desarrollo profesional.

La estructura de Academia.edu aprovecha y adapta astutamente diversas posibilidades: un directorio tradicional (con un registro personal, que se convierte en una “sub página” del sitio, con nombre, lugar de trabajo o de estudio,  intereses, libros publicados), institucional  (es posible agregar o dar de alta la universidad y departamento/facultad a la que se pertenece, lo cual vendrá a reflejarse en los datos personales) y elementos comunes de las redes sociales. En esta vertiente, es afortunadamente posible distinguir  entre “contactos” (esto es, amigos y relaciones profesionales cercanas, lo cual requiere mutua confirmación) de “personas que sigo” (es decir, colegas cuyo trabajo me interesa, y de cuyas conferencias o publicaciones quiero estar al tanto).*(ver nota al final). Una opción interesante es la publicación en este sitio de artículos (“papers”), ya sea trasladándolos desde otros sitios o bien “cargándolos” directamente desde la propia computadora. Es un recurso  que puede tener futuro, vinculado con la crecientemente aceptada idea de que toda la ciencia debe estar disponible para todos, sin restricciones.

En la página general o de ingreso a este servicio pueden verse notas sobre actualizaciones de otros miembros y, una vez registrado, el usuario puede ver una versión “personalizada”, con las novedades registradas de otros contactos, o de personas con intereses afines. Dispone asimismo de dos “buscadores” , uno general y otro específico (un “friend finder”, que realiza búsquedas a partir del directorio personal en GMail, Yahoo, AOL o Hotmail). Academia.edu ofrece distintas posibilidades de alerta o aviso mediante correo electrónico (por ejemplo, cuando alguien comenta mis actualizaciones personales, me da de alta como “contacto” o comienza a “seguirme”, o incluso cuando me remite un mensaje privado mediante esta red). El único idioma disponible es el inglés, lo cual presenta inevitables problemas con los acentos, diéresis y otros signos fonéticos presentes en diversos idiomas.

La idea de redes sociales académicas no es nueva, pero Academia.edu ofrece aspectos prometedores. Otras alternativas  están básicamente dedicadas a biología, medicina y farmacéutica, como Nature Network y Epernicus. Y siempre está Linkedin (desde 2003), que es una red “profesional” (academia + gobierno + empresas), que aunque parece ser la más nutrida en membresía,  no ha conseguido atraer de manera importante a  los académicos de las humanidades, ni ha logrado superar en buena forma la barrera lingüística/cultural.

Desde luego, una red social es tan interesante como las personas que forman parte de ella. El mejor de los servicios en línea, con las más ingeniosas prestaciones imaginables, no puede progresar si no obtiene el interés y la adhesión continua de un buen número de personas.  En mi propia institución, la Universidad Nacional Autónoma de México, solo 100 de sus miles de académicos están en Academia.edu; de la École des Hautes Études en Sciences Sociales hay 25; y la presencia española es muy escasa, al grado de que varios centros de investigación y docencia no han sido dados de alta. Los departamentos de historia y ciencias sociales de las universidades angloamericanas están mejor representados, aunque a juzgar por las fotografías quienes aparecen son del grupo de los “jóvenes investigadores” (en términos gremiales, menores de 40 años) o bien los estudiantes de posgrado. Habrá que estar atentos al posterior desarrollo de esta red.

…………………

Actualización (mayo 2010): Academia.edu ha (desafortunadamente) fusionado la sección de “contactos” con la de “personas que sigo” (rebautizada, más apropiadamente, como “personas cuyo trabajo sigo”). Por otro lado, ha agregado “membresía en lista de correo” y “revistas”; tal parece que una sección de “grupos” (donde entrarían sociedades científicas) está en proceso.  En general, se aprecia un crecimiento paulatino, y un particular interés por la opción de publicar  libros, artículos o conferencias. Vea una puesta al día en esta nota, El despegue de Academia.edu.

Anuncios

6 comentarios en “Academia.edu, una red social para universitarios

  1. Se conocen trabajos de los distintos autores. Pero la colaboración en cuanto pides algo salvo contadísimos que contestan, es nula, algunos solo deseamos intercambiar opiniones o aportar datos de otros.

  2. Hola, dos preguntas:
    1. Alguien sabe como le puedo cambiar el idioma a la página de academia.edu?
    2. ¿Están disponibles los estados del conocimiento (COMIE) de la edición 2002-2011?

    • Jorge, este blog no es un foro, aunque desde luego hay temas que en general me interesan, además de los aquí publicados. En concreto, hasta donde conozco, academia.edu sólo está disponible en inglés. Al menos, acepta caracteres en otros idiomas, como nuestras “eñes” y acentos. Consulta de todos modos la sección de FAQ en http://support.academia.edu/
      Del otro punto mencionado no tengo ni idea.
      Cordialmente, FC

  3. Deberia estar tambien en castellano.
    ¿como me puedo dar de alta sin entrar en facebook o google+?
    Generan mucha basura de informacion publicitaria.
    Un saludo
    Joaquin

    • Tengo entendido que darse de alta con Facebook o Google+ es opcional; es posible hacerlo con un e-mail. Y si, la página tiene una discreta publicidad en un menú lateral. Es un servicio gratuito, que no depende de una gran empresa; por algún lado tiene que obtener financiamiento. Supongo que si tuvieran más recursos podrían crear “espejos” en otros idiomas. Es perfectible, claro, pero por lo pronto da un servicio de interés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s