Los blogs personales de los historiadores

Siguiendo con mi idea de clasificar los blogs relacionados con la historia de México (véase acá y aquí) , he concluido que hay varios que solamente pueden describirse como blogs personales. Esto es, aunque el tema primordial sea la historia, ocurre que el autor escribe sobre todo lo que le interesa. Y estos intereses, como puede comprenderse, pueden ser muy variados. Aunque un historiador por lo común se dedica a dos o tres temas específicos, le interesan muchos otros, y a veces tiene algo interesante que decir sobre ellos. Por este camino, no es raro encontrar notas sobre su vida profesional,  relatos de viaje y experiencias personales, remembranzas autobiográficas e incluso (aunque es menos frecuente) sobre sus opiniones políticas.

En ocasiones un blog puede comenzar de manera muy formal, con una serie de artículos en el tono usual de las publicaciones académicas. El medio, sin embargo, se presta para un estilo más coloquial, a lo cual también contribuyen los heterogéneos e imprevisibles comentarios que dejan (en público o por vía privada)  los lectores. Así, el blog llega a tener un carácter más personal, e incluso ocurre que el tema original acabe siendo uno entre muchos otros.

"Leo Gente Muerta", de Pamela Romero Pereyra
"Leo Gente Muerta", de Pamela Romero Pereyra

Entre los blogs que (salvo la mejor opinión de sus autores) podríamos considerar “personales”, se hallan De aquí p´al real. A la historia por la libre, de Iván Escamilla (quien ha escrito sobre la representación de personajes célebres en los billetes de banco, la Olimpiada Mexicana de Historia, y las epidemias en la historia de México); Leo gente muerta, de Pamela Romero Pereyra, quien en la primer nota de su blog escribía que “debido a la inmediatez del medio, es posible, y me parece, necesario vincular la historia con hechos actuales y cotidianos para el público en general”) ; Del museo imaginario, definido por su autora, Adriana Gallegos, como “espacio de conversación sobre cultura, patrimonio y artes plásticas a partir de su continua relación con la experiencia individual y la experiencia comunitaria”); Lo histeriable, de Marco Antonio Flores Moreno, quien ha “blogueado” sobre mercados (no los bursátiles, sino los de barrio), viajeros europeos en el siglo XIX, la revolución, la independencia y debates historiográficos; y el más antiguo y prolífico de los blogs personales, Clionáutica, de Arno Burkholder, quien escribe sobre historia del periodismo y sobre…bueno, sobre asuntos demasiado heterogéneos y curiosos para ser resumidos en una breve reseña.

Estos blogs ofrecen una visión menos convencional, más comprensiva, de lo que es y le interesa a un historiador. El resultado, según se vea, puede ser fascinante, entretenido o polémico, pero nunca es aburrido o rutinario. Es bueno asomarse a ellos con frecuencia para ver que hay de nuevo.

Anuncios

3 comentarios en “Los blogs personales de los historiadores

  1. Me ha parecido muy interesante tu artículo. Como profesora de Historia de Madrid (España), creo que estamos llenos en la red de importantes webs y blogs académicas sobre el tema, pero el cambio a la hora de explicar de forma coloquial es evidente. En la clase, en contacto directo con los alumnos, es inevitable acercarse a la enseñanza usando el lenguaje y los medios que los chavales conocen.
    Gracias por tu reflexión, me pone en la onda de que vamos por buen camino.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s