Hemerotecas Digitales sobre México

Google ha puesto recientemente en línea un recurso de gran interés: Google News Archive Search, un complemento “histórico” de su servicio automático de noticias. Tiene un buscador simple y eficiente, que identifica todas las ocurrencias de una palabra o cadena de palabras, sin importar la fuente, la época o el país. Es recomendable la “búsqueda avanzada”, que permite delimitar los parámetros de selección (sobre todo, los cronológicos). Los periódicos así encontrados pueden consultarse en línea, generalmente como imagen PDF o similar. La mayor riqueza de información se halla desde mediados del siglo XIX en adelante, aunque hay algunas pocas publicaciones más antiguas. Muchos registros son de libre consulta, pero hay otros que pertenecen a instituciones o empresas que requieren subscripción o “pago por evento”. El lector ocasional puede definir un parámetro en el menú de búsqueda para que los resultados sean solamente los disponibles de manera gratuita.

Actualmente, la mayor parte de los periódicos incluidos en este servicio Google son estadounidenses. El interesado en hemerografía mexicana puede acudir a otro recurso que encontré gracias a la amable indicación de Lucía Esquivel: PaperOfRecord. Este proyecto canadiense tiene el ambicioso propósito de construir el mayor archivo mundial, público y gratuito, de periódicos. Actualmente declara tener más de 21 millones de imágenes e incluir publicaciones de 15 países, entre los que se hallan Inglaterra, Estados Unidos, Chile, Ecuador, Francia, España y México.

El sistema de localización de datos de este servicio tiene sus limitaciones: solamente puede buscarse en un periódico a la vez, en lugar del rastreo general que hubiera sido mucho más útil. El resultado final aparece en formato pdf, que puede “descargarse” en la computadora del usuario. El usuario debe registrarse para realizar esta operación, incluyendo muchos más datos personales de los acostumbrados en estos casos; conviene leer su “declaración de privacidad”. Para México hay 171 revistas, publicaciones seriadas y periódicos, algunos tan antiguos como “El Celage” (1829), otros tan consultados como “El Monitor Republicano” (1846-1896) o tan inesperados como “El Chisme” (1899-1900).

No deja de ser paradójico que la única manera de consultar los tesoros hemerográficos mexicanos sea en una empresa canadiense. La Hemeroteca Nacional Digital de México, que debería ofrecerlos al público, aun no está disponible, al parecer por alguna razón jurídica relacionada con los derechos de autor. Por ahora, el usuario puede examinar una página web que contiene la declaración de intenciones de este proyecto, con animaciones “flash” y fondo de música “tecno”. (Actualización: vea La Hemeroteca Nacional de México, finalmente en línea)

Tanto Google News Archive Search como PaperOfRecord, con sus limitaciones, son recursos preciosos para el investigador. Permiten ubicar rápidamente donde se encuentra determinada información, en vez de estar viendo penosamente lámina tras lámina de un microfilm durante horas. Es también posible hallar datos en periódicos donde no se habría sospechado que estuvieran, y los resultados pueden consultarse a distancia y almacenarse en la propia computadora, para mayor comodidad. Son fascinantes posibilidades que hace diez años habrían sido consideradas como utopías irrealizables.

 

……….

Una primera versión de este texto fue publicado en la revista virtual Nuevos Mundos

Anuncios

11 comentarios en “Hemerotecas Digitales sobre México

  1. Desde el año pasado estoy usando el HNDM y en general me parece genial. Sin embargo ahora que empecé otra vez a trabajar con el interfase después de dejar de hacerlo varias semanas, recibo muchas veces mensajes de “Por el momento la imagen no está disponible” y eso en periódicos como el Siglo Diez y Nueve para los 1850s, que aparentemente están totalmente escaneados. No sé si es porque uso Firefox en la plataforma de Mac OS X o si es un problema técnico desde el servidor en la UNAM …

  2. Estimado Felipe:
    Te escribo para felicitarte por el esfuerzo sostenido que realizas en Cliotropos. Adelante y muchos años más de fructífera investigación sobre los recursos cibernéticos para historiadores.
    También te comento que hace un par de meses descubrí, por casualidad, que se puede tener acceso al acervo de PaperOfRecord. No sé que habrá pasado, pero me muero del gusto de saber que la hemerografía mexicana que contiene este portal esta nuevamente al alcance de una tecla. Saludos.

    • Lucía, creo que la situación no ha cambiado. PoR redirige al lector a Google News Archive, donde está desde hace tiempo una parte muy limitada de la colección de periódicos mexicanos antiguamente consultables. También remite a World Vital Records, que es un servicio de acceso mediante subscripción.

  3. El modelo virtual de consulta de archivos de España (PARES), entre otros, me parece muy cómodo y considero la SEP podría hacer algo similar en México con el AGN, HNDM y otros, no?

    • Carlos, desde luego tienes toda la razón. PARES es un excelente sistema, por su eficiencia, claridad, por tener una cobertura nacional (lo cual para nada ocurre en México, donde cada institución va por su lado) y porque apunta a la digitalización y flexible presentación de versiones digitales de los textos. Uno esperaría que tanto el AGN como la Biblioteca Nacional aprendieran de esta experiencia…pero no soy muy optimista al respecto.

  4. Bajo la filosofía de Open Access Redalyc, tiene como objetivo el contribuir a la actividad científica editorial que se produce en y sobre Iberoamérica, poniendo a disposición de los lectores el contenido de 550 revistas de diferentes áreas del ámbito científico. http://redalyc.uaemex.mx/

  5. Estimada Lucía: La digitalización de un archivo es una medida tan necesaria como compleja del punto de vista técnico, y es bueno considerar con calma las diversas opciones. Como es un asunto que va más allá de un breve comentario, te enviaré un mensaje.
    Las preguntas que planteas respecto de la Hemeroteca Nacional Digital de México y de la Biblioteca Nacional Digital son muy pertinentes. Ambas siguen, después de mucho tiempo, sin colocarse en línea (o más bien, están supuestamente en línea, pero sólo para quien cuente con una clave de acceso). Desde luego, son iniciativas ambiciosas, que pueden encontrar obstáculos técnicos, jurídicos e incluso laborales. Lo único que me consta al respecto es una declaración del ex director, del Instituto de Investigaciones Bibliográficas, Vicente Quirarte, a “La Jornada”, que puede leerse siguiendo un “link” en mi nota sobre la Hemeroteca.
    Y sí, la forma en que la versión digital del patrimonio hemerográfico mexicano acabó en posesión de Google me tiene también muy intrigado. Alguien debería explicarnos cómo ocurrió.

  6. Estimado Felipe: Actualmente inicio una investigación que tiene que ver con religiosas católicas en el siglo XIX. Ellas me han abierto su archivo y yo les he hablado de la posibilidad de digitalizar su acervo para que, eventualmente, pueda usarse con mayor rapidez y eficiencia, internamente, además de los beneficios de conservación y organización. Por supuesto, que sería fabuloso tener el archivo de esta congregación “en línea”, pero no me adelanto.
    Aquí va mi pregunta: ¿podrías darme luz sobre la mejor manera de “digitalizar” los documentos y su almacenamiento? ¿basta con escanearlos y almacenarlos en formato pdf?.
    Gracias por tu atención.
    P.D. Parece que los problemas financieros ahogaron a los canadienses de PaperofRecord y tuvieron que vender.¿Cómo esta eso de los “derechos de autor” que alega la HNDM para permitir la consulta “en línea”? Evaluando el caso de los canadienses: ellos vendieron material extraído de la Hemeroteca Nacional de México en su transacción con Google, ¿eso se puede? ¿otros pueden mostrar y lucrar con el material que la Hemeroteca mexicana se niega a compartir?

  7. Los acervos de PaperofRecord acaban de ser adquiridos por Google para su proyecto de hemerotecas digitales (Google News Archive). La fusión no ha resultado del todo bien del punto de vista técnico, y actualmente no puede accederse a muchos periódicos, incluyendo los mexicanos. Es de esperarse que Google acabe de “planchar” los detalles del servicio para restaurar la consulta.

  8. A mí me desagrada la hemeroteca digital de la UNAM. Se me hace un “servicio” presuntuoso y muy lento para consultarse. Cuando voy a la hemeroteca, prefiero los viejos microfilms, que puedo consultar mucho más rápido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s