¿Una historia del cómputo en México?

ibm650.jpgEn un comentario incluido en este blog, Alejandro Pisanty ha observado que 2008 es fecha celebrable para la historia del cómputo (esto es, del cómputo electrónico) en México. Efectivamente, en 1958 la Universidad Nacional Autónoma de México adquirió una IBM 650, destinada a su flamante Centro de Cálculo Electrónico. El aniversario al parecer incluirá actividades diversas de las que sin duda pronto sabremos, y convocará a universidades, instituciones y empresas.

Más allá del asunto puramente conmemorativo -que tiene sus propios méritos- el tema no deja de ser intrigante para el historiador. En efecto, ¿existe o debería existir una historia del cómputo mexicano? ¿O es sólo una colección de anécdotas y datos curiosos, que no da para más que una crónica ordenada de acontecimientos?

Del punto de vista particular y profesional del historiador (que desde luego no es ni tiene por qué ser el único), hay varias perspectivas, dudas y problemas que por ahora me limitaré a señalar brevemente, para intentar, en un mensaje posterior, dar otras tantas respuestas

1. ¿Es la historia del cómputo un tema de interés? Al cabo, la tarea del historiador no es contarlo todo sobre todas las cosas. En el pasado, escogemos aquello que nos parece relevante. La historia, desde este punto de vista, está en los ojos de quien la estudia. Hace medio siglo los asuntos del historiador eran la política, la diplomacia, las instituciones y las grandes personalidades. Los obreros, las mujeres, los pueblos provincianos, las leyendas y tradiciones populares, las técnicas artesanales o industriales eran a lo sumo historia menor, anecdótica. Esto desde luego, ha cambiado radicalmente en tiempos recientes. Sin embargo, aun no hay en México a una historiografía dedicada a temas computacionales.

2. La historia del cómputo en general tiene poco más de seis décadas, y aun menos tiempo en México. ¿Es este espacio de tiempo suficiente para sostener que existe materia para escribir historia? Al cabo, en el acontecimiento en sí no hay historia; el historiador requiere tener la posibilidad de una perspectiva de largo plazo, que le permita establecer regularidades y tendencias.

3. ¿Pueden existir historiadores de lo inmediato? Por una peculiar tradición nacional, los historiadores en México nos hemos dedicado al pretérito lejano. La historia ya no digamos imediata, sino incluso la reciente ha sido el tema de interés de los sociólogos, politólogos o eocnomistas interesados en la historia. Mucho antes que Francis Fukuyama, los historiadores proclamamos informalmente que la historia había acabado, y en nuestro caso no con el triunfo del capitalismo sino con el final de la Revolución Mexicana.

4. ¿Puede haber una historia del cómputo mexicano? Al cabo, se trata de un desarollo dependiente y derivado del que ocurría en Estados Unidos. Para que exista un objeto de estudio debe haber un conjunto de acontecimientos y situaciones que puedan y deban ser estudiados de manera separada. Podría hacerse un argumento en el sentido de que la historia del cómputo solamente tiene sentido cuando se estudian los procesos ocuridos en los países que le dieron origen, y que su desarrollo en México no justifica más que unas breves notas o apéndices.

5. Si las preguntas anteriores son respondidas afirmativamente, entonces ¿qué problemas técnicos y metodológicos plantearía al historiador el estudio de la historia del cómputo? ¿Donde están las “fuentes”, esto es, los libros, revistas o acervos documentales por donde el historiador debería comenzar a adentrarse en el tema? ¿Cuáles son las tareas inmediatas que deberían, en su caso, llevarse a cabo de manera inmediata para preservar la memoria de la historia del cómputo en México? ¿Cuáles son los grandes temas que debería abordar la historia del cómputo en México? Y finalmente, ¿es el explosivo desarrollo contemporáneo de Internet un subtema de la historia del cómputo, o un campo de reflexión que debería considerarse de manera particular?

Anuncios

2 comentarios en “¿Una historia del cómputo en México?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s